Si bien apareció en España una ley temprana (El 17 de Septiembre de 1999) que aquí explicamos, la regulación legal de la firma electrónica está pendiente de una nueva ley que se adapte a las exigencias de la Comunidad Europea (ya que la directiva, como se puede observar, es de fecha posterior) y que recoja o modifiquen algunos conceptos que no quedan muy claros en estas leyes.

    Por poner un ejemplo, el concepto de "datos de creación de firma" queda un tanto diluido, ya que no se adapta a la realidad técnica de la firma electrónica, pues no queda claro si estos datos son el certificado, las claves privadas, o bien, el documento firmado y todo lo anterior.

     Respecto a la regulación de las CAs y su evaluación por parte de algún organismo Estatal (o un delegado, pues el Estado, como veremos, puede delegar en otros para realizar esta función), veremos un reglamento aprobado por orden ministerial que recoge los requisitos legales para las CAs y las entidades que evalúan a estas.