4. Bugs y Hoaxes
    Los Bugs no son virus, son fallos que se producen en los sistemas informáticos debidos a errores en programas. Usamos a diario programas que tienen graves errores en su diseño, aunque funcionan aparentemente a la perfección en condiciones normales. Si se trabaja durante mucho tiempo con un archivo muy extenso, es posible que eventualmente algo pueda comenzar a ir mal dentro del programa.
    Además, cuando el software de las aplicaciones se graba, regraba y sobregraba de la memoria RAM a disco y viceversa, puede llegarse a la situación de tener algún programa corrupto. Algunos archivos son accidentalmente dañados, quizás por problemas momentáneos del hardware o por la mala calidad del software,  y algunas líneas de su código son regrabadas con errores en el disco después de ser utilizadas en la memoria RAM.
    Como consecuencia se pierden clusters o aparecen enlaces cruzados. Normalmente, los bugs pueden detectarse utilizando órdenes como CHKDSK o el SCANDISK.

    Los Hoaxes son correos electrónicos en los cuales se nos alerta de un nuevo virus y sus efectos, que normalmente son exagerados. En ocasiones se nos promete un premio (copia de un sistema operativo, un teléfono móvil...) sólo por reenviar nuestro correo a un conjunto de potenciales destinatarios. Lo que persigue este tipo de mensajes no es evitar la propagación de un virus, sino dificultar el tráfico de información a través de Internet, e incluso clolapsar los servidores de correo al poner en circulación un número muy grande de mensajes basura (spams).
    También pueden dedicarse a atacar compañías concretas. Un ejemplo son Nokia y Ericsson;  sus servidores fueron desbordados por centenares de miles de correos en los que se ofrecía la posibilidad de recibir gratuitamente un móvil. O Mercedes Benz o Microsoft, quienes supuestamente habían diseñado sendos sistemas de rastreo de correo de modo que aquellos usuarios que hubiesen colaborado más en la propagación de los hoaxes respectivos recibirían una gran cantidad de dólares.
    Concretamente, el caso de Microsoft fue el envío de una carta cadena en la que se animaba a los usuarios a propagarla al máximo para comprobar el funcionamiento del sistema de seguimiento.
    Otro ejemplo bastante curioso es el hoax que trata de alertar a los usuarios de que un virus muy peligroso, llamado sulfndk.exe, puede estar en nuestro equipo. Como consecuencia, algunos usuarios proceden a buscar tal archivo y borrarlo de su ordenador, sin antes darse cuenta de que sulfnbk.exe es un programa que se instala por defecto con Windows 98 en el directorio C:\WINDOWS\COMMAND y que se encarga de restaurar los nombres largos en el  menú Inicio. Éste permite corregir  nombres del tipo Diccio~1, Diccio~2, Access~1... cuando aparecen en Inicio /Programas. Por otro lado, existe W32/Magistr que sí es un virus que se autoenvia por correo electrónico e infecta el archivo sulfnbk.exe entre otros.
Algunos ejemplo de hoaxes son: AOL4 Free, Baby New Year, Bud Frogs, Screen Saber, BuddyLst.zip, Deeyenda, Good Times, Irina, Join The Crew, A Moment of Silence, Penpal, Returned or Unable to Deliver, Valenine's Greetings, Win a Holiday...
    Otros tipos de virus falsos son los “scares”; se trata de informes que pueden tener algún grado de veracidad, pero que exageran las funcionalidades de los virus.  Por último, nos encontramos con los “misunderstandings”, problemas reales que son erróneamente atribuidos a virus.