1. Introducción Histórica

    Exactamente no se sabe cual fue el origen de los virus pero una serie de hechos remontan su existencia desde aproximadamente 50 años atrás.
    En el año 1949 John Von Neumann, experto en teoría de ordenadores expone su teoría de programas con capacidad de multiplicarse en el artículo “Teoría y organización de un autómata complicado”.
    Diez años después,  AT&T Bell, inventan el juego Core Wars, que consistia en una competición entre dos programas cuya misión era acaparar la máxima memoria posible, el que mayor memoria ocupaba ganaba.
    En 1983, Fred Cohen en su tesis doctoral define un virus como “un programa que puede infectar otros programas modificándolos para incluir una versión de sí mismo”, en su tesis, también demostró la imposibilidad de diseñar un sistema de detección universal.
    Este mismo año se tiene noticia de que la empresa Digital Equipment Corporation (DEC) emplea una subrutina para proteger su famoso procesador de textos Decmate II, que el 1 de abril, en caso de ser copia ilegal, borraba todos los archivos de la unidad de disco.
    En  1985 el diario New York Times publica un artículo explicando como un programa se había distribudo desde un BBS y cuya misión era optimizar los sistemas IBM basados en tarjeta gráfica EGA, pero que al ejecutarlo aparecía la presentación del programa y un mensaje que decía “Caíste” y, a continuación, borraba todos los archivos del disco duro.
   En 1986-87 se produjo una gran expansión de los virus en los PCs, sobretodo en el entorno universitario. Los principales causantes de esta infección fueron el virus Brian en la universidad de Delaware, Lehigh en la de Bethlehem y Viernes 13 en la de Jerusalem.
   A finales de 1987 el virus Navidad atascó las instalaciones de los EEUU durante 90 minutos. Se trataba de una tarjeta navideña digital enviada por mail. Cuando se ejecutaba el virus tomaba las direcciones de la agenda del usuario y se retransmitía atutomáticamente, y posteriormente, colgaba el ordenador anfitrión.
   El 4 de noviembre de 1988 un gusano difundido a través de un corrector de errores para correo electrónico, invade 6.000 ordenadores con sistema operativo UNIX en centros militares de los EEUU incluyendo la NASA, la Fuerza Aérea, el MIT y las universidades de  Berkeley, Illinois, Boston, Stanford, Harvard, Princeton y Columbia entre otras. Robert Morris, hijo de un experto en seguridad informática, fue declarado presunto autor de los hechos.
   A mediados de 1994, coincidiendo con el desplegue del uso masivo de la Red en EEUU, apareció Kaos4, un virus de tan sólo 697 bytes, codificado en forma de texto y que se decodificaba en forma de ejecutable cuando los usuarios lo descargaban en su sistema.
   En 1997 apareció el virus Spanka, supuestamente creado en España y que fue distribuido entre abril y septiembre de ese mismo año, con distintas variantes, a través de varios grupos de noticias.